Foto: Martín Ferreira @tinchofm

A pesar de que lo tradicional suele ser llevar valija al viaje, una alternativa para determinados viajeros puede ser una mochila de mochilero.

Acá van algunas ventajas y desventajas que pretenden servir de guía a la hora de tomar la decisión de qué comprar.

 

Consideraciones Generales: Valija

Lo ideal es comprar una valija mediana, ya que una valija extremadamente grande puede ser un problema no sólo para guardar en las camionetas, sino que es muy probable que al llenarla se superen los 23 kg permitidos en la mayoría de las aerolíneas y tengan que pagar sobrepeso. Mejor si tiene cuatro ruedas, y cerradura (para evitar perder el candado).

 

Pros

  • Muy fácil acceso a todas nuestras cosas
  • Fácil de empacar
  • Mayor capacidad
  • Mayor protección de las cosas. A pesar de que las mochilas son bastante resistentes, en las valijas todo va a estar más protegido y es menos probable que la ropa se arrugue
  • No cargar peso sobre espalda y hombros

 

Contras

  • Difícil de llevar por terrenos no pavimentados. Tener en cuenta si se piensa hacer mucho camping. Lo mismo con las calles empedradas de la mayoría de los barrios históricos europeos.
  • Difícil de cargar por escaleras. En Europa la mayoría de los alojamientos no cuentan con ascensor por tratarse de edificios antiguos. En países como Estados Unidos y Japón se vuelve una tortura levantar continuamente la valija en las estaciones de metro que no suelen tener escaleras mecánicas.
  • Son  pesadas. Esto no solo complica para cargarla, sino también para la restricción de peso de las aerolíneas (23 kg para la mayoría de vuelos internacionales).
  • Movimiento limitado. Solo vamos a tener una mano para cargar el resto de las cosas.
  • Mala experiencia si se rompe. Suelen ser resistentes pero aún así pueden romperse, usualmente una rueda, manija, o si son rígidas pueden romperse por el maltrato de los aeropuertos.
  • Gran tamaño. No entran en los lockers de los hostels, ocupan más espacio en las camionetas, y se complica más en buses, trenes etc cuando van llenos.

 

Consideraciones Generales: Mochila

Lo principal es no comprar una mochila demasiado grande, que nos termine lastimando la espalda, si no complementar con una mochila chica adelante con los objetos frágiles, documentos y cosas de valor. Hay muchos tipos de mochilas, y va a depender de los gustos de cada uno pero lo ideal sería una con un cierre alrededor que permita usarla como una valija al abrirse toda, o con cierre intermedio para poder agarrar las cosas del fondo fácilmente. También se puede separar la ropa en bolsas organizadoras que hacen que todo se mantenga más ordenado y cuidado. Tener en cuenta que lo más pesado va siempre abajo!

 

Pros

  • Comodidad. Siempre y cuando sea acorde a las características de tu cuerpo, es ponérsela sobre los hombros y olvidarse.
  • Fácil de trasladar. Algo sumamente importante, ya que las infinitas escaleras y cambios de pavimentos dejarían de ser un problema.
  • Libre movimiento. Una mochila te brinda el beneficio de poder moverte libremente. Podés caminar, correr, subirte a buses, trenes, barcos, escaleras y aún así tener tus dos manos libres para cualquier cosa como pagar el transporte, ver el mapa en el celular, sacar fotos, o ir comiendo mientras caminas. Además es mucho más sencillo cargar una mochila por lugares multitudinarios o estrechos.
  • Fácil de guardar. La forma y tamaño de las mochilas las hacen mucho más fáciles de acomodar en varios sitios. En vehículos por ejemplo se libera mucho más espacio agrupando mochilas en lugar de valijas. Son más fáciles de guardar en los compartimentos de buses, aviones, trenes, etc. En cuanto a alojamientos, la mayoría de los hostels tienen lockers donde entran perfectamente las mochilas, no así las valijas.
  • Por estos motivos son la mejor opción si se está considerando hacer mucho camping.

 

Contras

  • Difícil localización de la cosas en su interior.
  • Más fácil de abrir que una valija (en caso de robo ).
  • Difícil de llevar en países de mucho calor y humedad, y más aún si la tienen muy cargada.
  • Es probable que la ropa se arrugue.
  • No son para todas los tipos de personas o tipos de viaje. Va a depender de las prioridades de cada uno. No a todo el mundo le gusta la idea de cargarla sobre la espalda.
  • Espacio. Son para personas que tengan pensado viajar ligero, ya que en las mochilas caben muchas menos cosas que en una valija. Si tenés pensado llevar el ropero entero, esta no es tu opción.
  • Frágil. Hay que tener cuidado con objetos que se puedan romper, ya que suelen ser bastante maltratadas en aeropuertos, buses, etc.

 

Conclusión

En base a todo esto cada uno sacará sus propias conclusiones, según el tipo de viaje, si prefieren exigir el brazo o la espalda, si van a viajar ligero o llevar muchas cosas, etc, pero tengan en cuenta que nada es determinante, pueden cambiar una por la otra sobre la marcha según lo que más se ajuste a sus necesidades.

Sobre el autor